carm

 

La finalidad de la educación de adultos es ofrecer a todas las personas adultas la posibilidad de adquirir, actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo personal y profesional, a través de enseñanzas formales y no formales, impartidos en régimen presencial y a distancia.

Podrán acceder a la Educación de Personas Adultas los mayores de dieciocho años y quienes cumplan esta edad en el año en que comience el curso, sin perjuicio de los requisitos específicos exigidos en cada caso.

 La Educación de Personas Adultas pretende conseguir su finalidad y objetivos según las siguientes áreas de actuación:

  • El área de formación de educación básica y orientada al acceso a otros niveles del sistema educativo, que incluye toda la formación que garantice una educación básica a todas las personas adultas que lo precisen y permita el acceso a los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo, así como también alcanzar los contenidos mínimos previos a la formación para el empleo.
  • El área de formación orientada al desarrollo profesional, que incluye la formación que facilita la inserción, la actualización y la promoción laboral, así como la obtención de un título, certificado o acreditación.
  •  El área de formación para el desarrollo personal y social, que incluye la formación orientada al desarrollo personal y comunitario, a la cohesión y participación social y a la integración de colectivos susceptibles de acciones de compensación educativa.